Puedes asegurar únicamente tu casa o departamento si no lo habitas.

Da la indemnización pactada a los beneficiarios en caso de fallecimiento del titular sin importar en que momento ocurra, o puede dar la restitución del capital al titular si este ha sobrevivido a determinada edad.

En tu negocio puedes proteger tu local si lo rentas.

También puedes proteger los bienes dentro de tu negocio.