El seguro obligatorio de responsabilidad civil te respalda en caso de daños a terceros con tu automóvil.

 

Da la indemnización pactada a los beneficiarios en caso de fallecimiento del titular sin importar en que momento ocurra, o puede dar la restitución del capital al titular si este ha sobrevivido a determinada edad.

Las diferentes coberturas pueden abarcar desde tus espejos y llantas, la pérdida total en caso de accidente o los daños ocasionados a tu automóvil